8 de abril – “Ellos le decían: «¿Quién eres tú?»” (Jn 8,21-30)

Señor, ¿quién eres tú?
Para mí, desde que te conozco,
vas siendo alguien nuevo y diferente,
alguien con quien es posible y fácil encontrarse,
alguien cercano que siempre me espera y me escucha,
alguien diferente a todos los otros “alguienes”,
alguien que incomprensiblemente se enamoró de mí,
me buscó, me miró a los ojos
y me atrapó con su invitación a vivir de otro modo,
desde el corazón para los demás.

Señor, ¿quién eres tú?
Para mí, desde hace mucho tiempo,
eres la roca firme en la que me subo,
a la que me agarro cuando arrecian los temporales,
en la que intento edificar cuanto tengo y proyecto,
eres el motivo que me hace levantarme por las mañanas
y la razón por la que cada noche doy gracias,
eres quien me ha dado todas las oportunidades,
un sinfín de posibilidades,
muchos talentos
y numerosas y diarias muestras de cariño y de ternura.

Señor, ¿quién eres tú?
Para mí, desde siempre y hasta siempre,
eres todo.
Permíteme y dame la capacidad
de hablar de ti a los otros
para que cuando se pregunten quién eres
pueda darles la respuesta justa,
pueda invitarles a que te conozcan
y pueda ser yo mismo una respuesta veraz y fiel
a lo que tú eres. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias