8 de enero – “… y se puso a enseñarles con calma” (Mc 6,34-44)

Señor,
de nuevo nos ponemos en marcha
en un nuevo trimestre.
Tal y como nos dice tu palabra hoy,
después de estos merecidos días
de descanso y desconexión,
de familia y celebraciones,
debemos recomenzar
y ponernos a enseñar con calma.

Señor,
danos la capacidad de asombro
ante el asombro de los otros.
Danos la capacidad de alegrarnos
con la alegría de los otros.
Danos el don de ocuparnos de los demás
como si fuesen nosotros mismos.

Danos la fuerza para superar
los obstáculos y dificultades
que nos encontremos.
Danos la determinación
de hacer bien las cosas y para bien.
Danos la paciencia necesaria
para enseñar con calma
y para con calma felicitar,
corregir, apoyar, sugerir, acompañar…

Señor, una vez más,
aquí nos tienes:
dispuestos a seguir aprendiendo,
entregados,
apasionados
con lo que somos, vivimos y hacemos.
Bendícenos,
bendice a cuantos se encuentren con nosotros.
Quédate a nuestra vera
y también tú enséñanos con calma.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias