8 de septiembre – “Le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo” (Mt 1,1-16.18-23)

Señor Jesús,
toda la historia de tu pueblo
está preñada de sorpresas y de momentos
en los que nos pides que confiemos en ti,
aunque lo que nos pides
rompa completamente nuestros planes.

Por eso en esta mañana
en la que miles de niños y niñas comienzan sus clases,
te pedimos que acompañes nuestro caminar,
que nos des la fe y la capacidad necesaria
como para fiarnos de ti, siempre,
aun cuando lo que no pidas
nos parezca fuera de nuestro alcance.

Señor Jesús,
a los profesores concédenos sabiduría,
magisterio, paciencia, acompañamiento,
sentido de la justicia, respeto y misericordia.
A los padres y madres concédenos
el don de estar cerca,
de confiar en los educadores,
la capacidad de apoyar
la educación integral de nuestros hijos y de sus compañeros,
cariño sin límites,
comprensión sin límites,
perdón sin límites,
entrega sin límites.

Señor Jesús,
a los alumnos concédeles como a José,
la capacidad de aceptar tu voluntad,
de fiarse de ti y de los demás,
de ponerse en camino en tu escuela,
de crecer y de aprender para saber y servir mejor.
A todos, feliz curso.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias