9 de febrero – “Cuando se enteraba la gente dónde estaba Jesús, le llevaban los enfermos en camillas” (Mc 6,53-56)

Señor Jesús,
tú que tienes poder para sanar,
para curar toda enfermedad,
sana nuestras heridas,
cura nuestras enfermedades,
endereza nuestros errores,
alivia nuestros dolores,
sé nuestro fármaco,
nuestra venda y nuestro médico.

Señor Jesús,
reconocemos nuestras dolencias,
nuestros egoísmos,
nuestras faltas,
nuestros “quiero y no puedo”,
nuestros “primero yo”,
nuestra crítica destructiva,
nuestro “ande yo caliente”,
nuestro “algo habrá hecho”,
por eso se tú nuestro ungüento,
pasa cerca nuestro
para que podamos tocar tu manto y quedar sanos.

Señor Jesús,
cuando se enteraba la gente dónde estabas
te llevaban enfermos para que los curases:
que también nosotros te busquemos
y que al encontrarte no olvidemos jamás
a los enfermos que necesitan que alguien les acerque a donde tú estás.
Que te busquemos hoy y que al encontrarte no estemos solos. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias