9 de febrero – “Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres” (Mc 7,1-13)

Señor, Dios nuestro,
tu Palabra de hoy me vuelve a recordar
que lo más importante no es creer, sino vivir,
parecer que… sino ser,
querer ir, sino ponerme en camino,
sentirme llamado, sino vivir como discípulo enviado,
decir muchas veces “Señor, Señor”, sino vivir como hijo,
querer querer, sino vivir en el amor,
desear orar bien, sino vivir siendo oración,
hablar de ti, sino que mi vida hable de ti,
saber de tu reino, sino ser reino aquí y ahora.

Señor, Dios nuestro,
tu Palabra hoy me pide volver a lo importante,
examinar mis desvíos,
comprobar mis atajos,
desestimar mis comodidades,
purificar mis excusas,
abandonar mis rutinas,
dejarme caer en tus manos,
saborear tus mandamientos
desde el corazón y no sólo sabérmelos de memoria.

Señor, Dios nuestro,
haz que jamás deje a un lado tus mandamientos
para aferrarme a mis propias convicciones
o a la tradición de los hombres.
Hazme lúcido, fiel, dócil a tu Palabra.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias