9 de junio – “Dichosos…estad alegres y contentos” (Mt 5,1-12)


Señor, dichosos los que viven alegres
y con su alegría dan vida a los demás.
Dichosos los que no juzgan
ni con su pensamiento ni con sus palabras.
Dichosos los que se preocupan y ocupan de los demás.
Dichosos los que dan su vida, día a día,
por los que más sufren, por los que están solos, por los que nada tienen.

Señor, dichosos los que aman sin medida.
Dichosos los que perdonan sin condiciones.
Dichosos los que practican la compasión.
Dichosos los que luchan por defender la dignidad de los últimos.
Dichosos los que practican la vida comunitaria.
Dichosos los que comparten aunque sólo tengan para compartir sueños.
Dichosos los que sienten con la Iglesia.

Señor, dichosos los que se ofrecen diariamente a servir.
Dichosos los que regalan abrazos.
Dichosos los que dicen “te quiero” mirando a los ojos.
Dichosos los que han hipotecado su corazón porque sólo saben amar.
Dichosos los atrevidos.
Dichosos los que siempre dicen la verdad,
aunque la verdad a veces duela.

Señor, dichosos los que siempre están cerca
cuando los necesitamos sin que se les llame.
Dichosos los que escuchan sin prisas ni reloj.
Dichosos los que viven agradecidos por todo.
Dichosos los que rezan por los demás aún sin conocerlos.
Dichosos los que trabajan por la justicia, la paz y la salvaguarda de la Creación.

Señor, dichosos los que siempre recuerdan que un día fueron niños.
Dichosos los que reconocen sus errores y convierten su corazón.
Dichosos los que están siempre disponibles para lo que haga falta.
Dichosos los que tienen fe, viven en esperanza y son caridad para los demás.
Dichosos los que esperan sin desesperar.

Dichosos los dichosos. Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias