9 de octubre: “¿Y quién es mi prójimo?” (Lc 10,25-37)

Señor Jesús, ¿quién es mi prójimo?
¿Quiénes son esas personas con las que me cruzo durante mi jornada,
cómo se llaman, qué historias de vida tienen?
¿Conozco y reconozco a mi prójimo,
sea este cercano o lejano?
Ahora que aprovecho para leer la prensa,
escuchar la radio o ver por televisión las noticias…
de todos los que aparecen ahí, ¿quiénes son mi prójimo?

Señor Jesús,
tu Palabra de hoy me pide hacerme cargo de lo que pasa,
de lo que le pasa a la gente,
de lo que acontece allí donde acontezca, de modo especial,
de todo cuanto sucede a mi alrededor.
Pero no sólo hacerme cargo,
también cargar sobre mí la vida, las heridas, las cruces,
los sufrimientos, las mediocridades y las pobrezas de la gente.

Señor Jesús, y aún más:
no solo hacerme cargo y cargar sobre mí la vida de tantos,
también encargarme de que su vida, sus heridas,
sus historias sean siempre mejor de lo que son.
Y eso, me dices hoy, sólo es posible desde la misericordia.
Ella es la que abre mis ojos, la que suaviza mis manos,
la que esponja el corazón y hace el camino transitable.

Señor Jesús,
mi prójimo es todo aquel que me mueve a misericordia,
todo aquel que se cruza en mi vida y reclama,
sin decir nada, compasión, cariño y mucha ternura.
Hazme misericordioso, Señor Jesús.
Hazme prójimo de mi prójimo.
Así te lo pedimos.
Así sea

oscar.alonso © oracionesdiarias