9 de septiembre – “Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, escogió a doce de ellos y los nombró apóstoles” (Lc 6,12-19)


Señor, cuando se hace de día sales a nuestro encuentro, nos buscas a cada uno, nos llamas por nuestro nombre, tú nos conoces bien, y nos escoges para caminar contigo, para sembrar contigo, para sanar contigo, para apasionarnos contigo, para orar contigo, para ser amigos tuyos.

Señor, como a discípulos, también hoy nos llamas a nosotros y nos pides que seamos tus apóstoles, tus enviados, tus manos, tus pies, tus ojos, tus labios… Tú en medio de los nuestros, tú, Dios con nosotros.

Señor, envíanos. Estamos dispuestos. Acrecienta nuestra fe, fortalece nuestra esperanza y ensancha nuestra caridad para con todos, especialmente con aquellos que no te conocen o que necesitan razones para seguir esperando.

Señor, ahora que se hace de día estate cerca, permanece con nosotros y haz que seamos tus apóstoles en medio de la vida cotidiana.
Así sea

oscar.alonso©oracionesdiarias