18 de noviembre: “¿Qué quieres que haga por ti?” (Lc 18, 35-43)

Señor Jesús, si me hicieras a mi esa pregunta, ¿qué te diría? ¿Qué necesito que tú hagas por mí? Y pensándolo bien creo que también yo podría contestar como el ciego del evangelio: Señor, que vea otra vez.

Señor Jesús, devuélveme el gusto por estar atento a los demás, especialmente a los que atraviesas crisis, a los que no les va bien, a los que ven el vaso siempre medio vacío.

Señor Jesús, hazme ver con claridad lo que sucede a mi alrededor, hazme solicito a las necesidades de mi prójimo, hazme capaz de intuir dónde hace es necesario estar presente, dónde hace falta prestar ayuda, dónde he de invertir más tiempo, dónde he quedarme y hacia dónde he de dirigir mis pasos.

Señor Jesús, hoy hazme ver que hay mil motivos para decir gracias, perdón, por favor, lo siento, tú puedes y te quiero. Hazme descubrir en los otros aquello que verdaderamente me hace feliz.

Señor Jesús, haz que vuelva a ver. Haz que vea y mire como tú. Haz que sienta y viva como tú. Haz que deje mis cegueras y vea. Así te lo pido. Así sea.

Óscar Alonso Peno

Responsable Área Pastoral FEC