26 de septiembre : “Y tenía ganas de ver a Jesús” (Lc 9,7-9)

Señor Jesús, también a mí me gustaría verte. ¡He oído tantas cosas de ti! ¡He leído tantas historias sobre ti! ¡He intentado tantas veces meterme en la escena para ver qué se sentía al estar cerca de ti! Señor, haz que tenga ganas de saber cada día más de ti, de tu modo de proceder, del Espíritu que te animaba, de la fuerza de tus convicciones y del proyecto que decidiste compartir con nosotros.

Señor Jesús, lo reconozco, a veces ni yo sé muy bien quién y qué soy. En ocasiones siento vergüenza al tener que hablar de quién eres tú para mí y de quién soy yo desde ti; otras veces con mis palabras niego lo que tu Palabra afirma. Hay días que mis acciones no se corresponden con lo que pides a tus discípulos que sean y hagan. Y muchas, muchas veces, mi omisión reduce a la nada tu pretensión de que el reino de Dios sea para todos, para siempre y gratuito.

Señor Jesús, posibilita en mí que me encuentre contigo, que tenga espacios para fortalecer mi amistad contigo, que haga silencio para poder escucharte y me detenga a contemplar la vida que me rodea para poder encontrarte en cada cosa, en cada persona, en cada herida, en cada logro, en cada gesto humanizador.

Señor Jesús, hazte hoy el encontradizo. Mantenme alerta para que no pierda la oportunidad de verte en los demás. Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno

Responsable Área Pastoral FEC