10 de septiembre : “Jesús pasó la noche en oración, después llamó a sus discípulos y eligió doce de entre ellos” (Lc 6, 12-19)

Señor Jesús, qué bien que tu Palabra hoy nos recuerde que antes de tomar decisiones, de llamar y elegir, deberíamos hacer como tú: retirarnos a orar, hacer silencio, ponernos a la escucha del Padre, discernir y contar con tu bendición antes de salir al mundo.

Señor Jesús, nos descubrimos mujeres y hombres de acción, casi siempre corriendo, en muchas ocasiones agitados y sin demasiada paz por un sinfín de situaciones y problemas, acelerados mientras intentamos llegar a todos los sitios… nos sabemos aprendices en esto de parar, retirarnos, mirarte a la cara y orar.

Señor Jesús, danos la fe necesaria para que en nuestra vida cotidiana no nos falte nunca un espacio para ti, tiempos para respirarte, para dejar que nos hables, para que nosotros te hablemos sin articular palabra, en ese silencio que nos permite escucharte y escucharnos en profundidad.

Señor Jesús, haznos hombres y mujeres contemplativos en la acción, dispuestos a ser llamados y elegidos. Disponibles para lo que tú quieras de nosotros y, sobre todo, preparados internamente para llevar a cabo tu misión desde ti, no solo desde nuestras propias fuerzas. Sólo en ti es posible llevar adelante la construcción del Reino. Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno

Responsable Área Pastoral FEC