4 de abril: “Cómo podréis creer vosotros, que aceptáis gloria unos de otros y no buscáis la gloria que viene del único Dios?” (Jn 5,31-47)

Señor Jesús, ¡cómo nos gusta que subrayen lo bien que hacemos las cosas! ¡Cómo nos agrada que otros hablen bien de nosotros! ¡Qué bien nos sienta estar en boca de otros cuando es para escuchar lindezas, progresos y objetivos cumplidos! ¡Qué emoción al contar los seguidores y los likes que tenemos!

Señor Jesús, nos gustaría ser más humildes. Nos gustaría tener la sencillez de los que se saben en tus manos. Nos gustaría sentir desde lo más profundo que somos lo que somos ante ti, nada más.

Señor Jesús, haznos hombres y mujeres sencillos, transparentes, descomplicados, desapropiados, humildes en el ser, en el saber y en el hacer. Personas fiadas de tu palabra y en ti, discípulos acompañados y en búsqueda siempre de la verdad.

Señor Jesús, haznos creyentes empeñados y comprometidos en buscar y cumplir tu voluntad más que en perdernos en títulos, menciones y glorias que nos alejan del espíritu de las Bienaventuranzas y nos convierten en pequeños dioses. Haznos humildes. Danos la fe que sabe de ti y en ti tiene su fuente y fundamento. Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno

Responsable Área Pastoral FEC

oscar.alonso©oracionesdiarias