1 de abril: “Si no veis signos y prodigios, no creéis” (Jn 4,43-54)

Señor Jesús, así somos también nosotros, 
ya nos conoces: si no vemos, nos cuesta creer.
Por eso hoy, en esta oración al inicio de esta semana, te pedimos:

Danos la fe de quien todo lo espera en ti.
Danos la fe del que se sabe siempre en tus manos.
Danos la fe de quien se siente acogido, abrazado y acompañado por ti.

Señor Jesús, danos una fe de palabras y gestos oportunos.
Danos una fe despierta, atenta, que se haga cargo de la realidad y se encargue de transformarla.
Danos una fe sencilla, sin grandes discursos, pero preñada de buenas nuevas.
Danos una fe que sane heridas, que reconstruya relaciones, que dé de comer a quien tiene hambre de pan y de sentido.
Danos una fe que haga frente a las dudas desde la confianza en ti.

Señor Jesús,
danos una fe que fortalezca nuestros lazos familiares.
Danos una fe que no tenga más principios que el amor.
Danos una fe que nos sirva para todo tiempo, climatología y situación.
Danos una fe que nos haga hombres y mujeres alegres.
Danos una fe que nos haga ver lo mejor de uno y de los otros.

Señor Jesús, aunque a veces no creemos si no vemos signos y prodigios,
nos gustaría tener esa fe tuya que mueve montañas
y ve en la semilla el árbol grande.
Danos de esa fe. Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno
Responsable Área Pastoral FEC
oscar.alonso©oracionesdiarias