“Se presentaron los fariseos y se pusieron a discutir con Jesús” (Mc 8,11-13)

Señor Jesús,
gracias por estar cerca,
por dejarte hacer tantas preguntas,
por recibir cada día tantas peticiones,
tantas quejas, tantos propósitos.

Como en tu tiempo,
también nosotros nos presentamos a ti cada mañana,
cada día y, en muchas ocasiones,
nos ponemos a discutir contigo:
que si por qué no has estado con nosotros,
que si por qué tanto dolor,
que si por qué tanta injusticia,
tanta hambre, tanta soledad, tanta tiranía…

Señor Jesús,
y mientras te avasallamos y discutimos contigo,
tu rostro nos va respondiendo a todas esas demandas:
“Estáis vosotros ahí, tenéis una misión, ¡atreveos! ¡moveos!¡id!”.
Haz que seamos hombres y mujeres comprometidos con las causas de este mundo. Que discutamos contigo
pero porque sabemos que tú eres el Señor,
que tú tienes Palabras de vida eterna,
que tú eres quien nos envías a ese mundo que está esperándonos.
Haznos tú en medio de este día,
de la gente, de lo que acontezca.
Haznos tú.
Así sea

 oscar.alonso © oracionesdiarias