Señor, enséñame


Señor, yo sé que mis caminos no son tus caminos.
Enséñame a descubrir tus caminos…,
enséñame a allanar mis senderos…
Señor, enséñame a preparar el camino de tu venida,
poniendo en orden mi casa, por dentro y por fuera….
creando en mi vida una actitud limpia y transpa¬rente.

Señor, enséñame a preparar el camino de tu venida…
liberando mi mente de todo pensamiento negativo y an¬gustioso…
y llenándola de un solo pensamiento: tu venida.
Deseándola, añorándola…, presintiéndola ya… en mi vida…

Señor, enséñame a preparar el camino de tu venida….
entrando mi corazón en un amor fuerte,
intenso y gozoso de tu venida…
y preparándola desde el fondo de mi alma con todo mi ser…

Señor, enséñame a preparar el camino de tu venida….
enséñame a silenciar mi mente, a preparar mi corazón…
enséñame a preparar el camino de tu venida
ven…. ven pronto a mi vida…