13 de enero: “Él se acercó, la cogió de la mano y la levantó” (Mc 1,29-39)

Señor Jesús, como cada mañana nos levantamos con ganas de vivir y renovamos nuestro deseo de seguirte y servirte allí donde quieras que así lo hagamos. Hoy tu Palabra nos habla de gestos, de cercanía, de curación y de servicio. Así nos gustaría que fuese nuestra jornada.

Señor Jesús, necesitamos practicar más a menudo lo de, acercarnos: acercarnos a los demás, a otras realidades diferentes a las nuestras, a las periferias, allí donde la gente no ve la luz, ni se siente segura, ni vive en paz. Danos el valor y la fe necesaria para acercarnos a quien necesita una palabra de aliento.

Señor Jesús, necesitamos coger a la gente de la mano y ayudarles a levantarse de su situación, de su postración, de su necesidad, de su dolor, de su tristeza y de su soledad. Haznos capaces de mirar con tu mirada y de devolver la dignidad a quien por algún motivo la ha perdido o se la han arrebatado.

Señor Jesús, haz que durante este día levantemos al que ha caído, alegramos el que vive entristecido, alentemos al que camina desanimado y sanemos al que sufre dolor en su vida. Acompaña nuestra jornada. Así te lo pedimos. Así sea

Óscar Alonso Peno

Responsable Área Pastoral FEC