15 de septiembre: “María estaba junto a la cruz… ” (Jn 19,25-27)

Señor Jesús, de nuevo el Evangelio nos habla de tu madre, siempre a nuestro lado, siempre presente en nuestro caminar, siempre al pie de nuestras cruces y de nuestras batallas cotidianas. Gracias, Señor, por María.

Señor Jesús, te pedimos que aprendemos a vivir nuestra vocación como María. Que seamos fieles a la misión a nosotros encomendada hasta el final, que estemos disponibles para estar atentos y al servicio de los hermanos, que no tengamos prisa cuando estemos en tu presencia. Gracias, Señor, por María.

Señor Jesús, te pedimos que a ejemplo de María aprendamos a estar y permanecer  pie de las cruces nuestro tiempo, especialmente de aquellas que más pesan, que más niegan la dignidad de las personas, de aquellas que nos cargan, de aquellas que creemos que no nos corresponden, de aquellas que nos piden siempre más compromiso y desapropiación. Gracias, Señor, por María.

Señor Jesús, hoy que celebramos la Virgen de los Dolores, te pedimos que por intercesión de tu madre María, nos hagas solícitos a las heridas que nuestro mundo tiene hoy abiertas. Ayúdanos a sanarlas en tu nombre. Así te lo pedimos. Así sea

Óscar Alonso Peno

Responsable Área Pastoral FEC