11 de septiembre: “Un discípulo no es más que su maestro” (Lc 6,39-42)

Señor Jesús, nuestro maestro, guía para nuestros pasos, fundamento de nuestra acción, modelo para nuestra conducta, referente para nuestro modo de proceder, piedra angular de nuestra vida y de nuestra fe. Enséñanos a ser tus discípulos.

Señor Jesús, sabemos que no somos ni sabemos más que el maestro, que nuestra tarea es seguir tus huellas, que debemos aprender a seguir tu senda, que sólo tú nos conoces más que nosotros mismos, que sólo tú vas delante guiando nuestro camino y mostrándonos la senda recta. Enséñanos a ser tus discípulos.

Señor Jesús, danos de nuevo hoy la oportunidad de seguirte de cerca, con lo que somos y sabemos, con lo que amamos y creemos, con nuestras luces y nuestras sombras, atentos a los hermanos, comprometidos con los más vulnerables y necesitados. Enséñanos a ser tus discípulos.

Señor Jesús, ve tú delante. Nosotros ya nos ponemos en camino. Acompaña nuestra jornada. Así te lo pedimos. Así sea

Óscar Alonso Peno

Responsable Área Pastoral FEC