13 de abril: «Alegraos… No temáis» (Mt 28, 8-15)

En aquel tiempo, las mujeres se marcharon a toda prisa del sepulcro; llenas de miedo y de alegría corrieron a anunciarlo a los discípulos.

De pronto, Jesús salió al encuentro y les dijo:

«Alegraos».

Ellas se acercaron, le abrazaron los pies y se postraron ante él.

Jesús les dijo:

«No temáis: id a comunicar a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán».

Mientras las mujeres iban de camino, algunos de la guardia fueron a la ciudad y comunicaron a los sumos sacerdotes todo lo ocurrido. Ellos, reunidos con los ancianos, llegaron a un acuerdo y dieron a los soldados una fuerte suma, encargándoles:

«Decid que sus discípulos fueron de noche y robaron el cuerpo mientras vosotros dormíais. Y si esto llega a oídos del gobernados, nosotros nos lo ganaremos y os sacaremos de apuros».

Ellos tomaron el dinero y obraron conforme a las instrucciones. Y esta historia se ha ido difundiendo entre los judíos hasta hoy.

Oración

Señor Jesús, necesitamos tus palabras. En este momento de tanta incertidumbre, de tristeza y de miedo tu Palabra nos reconforta y nos anima a seguir adelante y a no tirar la toalla, a no pensar que los números de los que nos hablan las noticias no dejan espacio a la esperanza.

Señor Jesús, nos gustaría que el anuncio de tu resurrección nos transformara por dentro, nos hiciera ver siempre el vaso medio lleno, nos capacitase para acompañar a los que sufren, nos sugiriera los gestos y las palabras oportunas, nos animara para animar, nos alegrara para alegrar y nos convirtiera siempre en buena nueva para los demás.

Señor Jesús, haznos testigos de tu resurrección, haz que ahora que no podemos salir de casa a gritar que vives, vivamos en casa convertidos en anuncio de esa vida que ya no conoce fin, en esa luz que ha venido a disipar estas tinieblas que lo han cubierto todo. Danos razones para la vida y la esperanza, por favor. Acompáñanos en este momento tan excepcional. Sé para nosotros motivo de alegría y seguridad. Así te lo pedimos. Así sea

Óscar Alonso Peno

Responsable Área Pastoral FEC