28 de noviembre: “Los hombres quedarán sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo” (Lc 21,20-28)

Señor Jesús, viendo esta mañana las noticias, ¿cómo podemos vivir así?¿Cómo es posible que en tantos rincones del planeta haya tanta violencia, tanta miseria, tanta hambre, tanta división, tanto odio, tanto enfrentamiento y tanta indiferencia?

Señor Jesús, las mujeres y hombres que habitamos este precioso planeta olvidamos con frecuencia que prácticamente todo lo que en él sucede depende de nosotros. Por eso en nuestra oración de esta mañana te pedimos que nos des:

  • Sentido común.
  • Compasión.
  • Compromiso.
  • Perdón.
  • Alegría.
  • Visión.
  • Fraternidad.

Y también te rogamos que nos hagas:

  • Atentos.
  • Despiertos.
  • Solícitos.
  • Tiernos.
  • Cercanos.
  • Realistas y posibilitantes.

Señor Jesús, todo cuanto se nos viene encima no es más que fruto de vuestra ceguera endémica y de nuestra injusta manera de vivir, de repartir lo que es de todos y de destruir la Tierra que nos acoge. Danos lo necesario para poder vivir y ayudar a vivir en una dinámica propia de tus hijas e hijos. Así te lo pedimos. Así sea.

Óscar Alonso Peno

Responsable Área Pastoral FEC