3 de abril: “Yo no puedo hacer nada por mí mismo” (Jn 5,17-30)

Señor Jesús, esa experiencia que nos presenta hoy el evangelio ¡es tan nuestra! Tampoco nosotros podemos hacer nada por nosotros mismos y, cuando lo hacemos, sentimos que todo pierde consistencia, que nos faltan las fuerzas, que olvidamos que eres tú el motor de nuestra vida.

Señor Jesús, danos la capacidad, la fe y la confianza necesarias para sabernos en ti, para no creer que solos podemos con todo, para no pretender vivir como si no te conociéramos, para ser en medio del mundo testigos de tu vida y tu palabra, de tu amistad y de tu mesa compartida.

Señor Jesús, haz que experimentemos que sin ti es todo más difícil, todo más cuesta arriba, todo más estéril, todo más raquítico, todo más aburrido, todo más triste. Nosotros no podemos nada por nosotros mismos. Haznos mujeres y hombres fiados en tu Palabra, conectados a tu vida, sembradores y caminantes.

Señor Jesús, sabemos que tú vives. Haznos portadores de esa vida en nuestra vida cotidiana, sintiéndonos unidos a ti para poder ser lo que quieres que seamos allá donde tú quieras que sirvamos. Así te lo pedimos. Así sea

Oscar Alonso Peno

Responsable Área Pastoral FEC
oscar.alonso©oracionesdiarias