Lunes 13 de septiembre 2021
"Una palabra tuya bastará para sanarme" (Lc 7,1-10)

Señor Jesús, comienza la jornada, me pongo en marcha, una nueva semana para vivir y dar vida, para dejarme acompañar por ti y por tu Palabra. Esa que sorprende, desinstala, anima, renueva, envía y, sobre todo, tiene el poder de sanarme.

Señor Jesús, que tu Palabra sane mis incoherencias y comodidades. Que tu Palabra me desacomode y haga que salga de mi zona de confort para dejarme sorprender. Que tu Palabra abra mis ojos y me haga ver la realidad, lo que se ve y lo que está oculto bajo las apariencias y los maquillajes.

Señor Jesús, que tu Palabra me abra el entendimiento, me ayude a caminar en verdad y haga que salga a la luz la mejor versión de mí mismo. Que tu Palabra sane mis heridas y acaricie mis cicatrices, de modo que no olvide lo vivido ni vuelva a retomar viejas contiendas con otros y conmigo mismo, sino que me recuerden que solo tú eres capaz de sanarme y hacerme nuevo cada vez.

Señor Jesús, gracias por este nuevo día. Gracias por tu Palabra: que ella sea hoy motor y guía, inspiración y razón de mi caminar. Así te lo pido. Así sea

Oscar Alonso Peno

Responsable Área Pastoral FEC

Óscar Alonso Peno

bible, cross, easter-2167778.jpg